La industria farmacéutica en la mira de los ciberdelincuentes

Por: Mariano Stoianoff*

La pandemia lo cambió todo, incluso los objetivos de los ciberdelincuentes. Como bien se sabe, la industria farmacéutica ha sido desde siempre una de las más fuertes del mundo, pero lo es mucho más en estos tiempos, ya que tienen en sus manos el más absoluto poder, pues hasta el momento las vacunas son la única solución conocida en el mundo para ponerle fin a la pandemia, y esto también lo saben los ciberdelincuentes.

Históricamente el negocio de la industria farmacéutica estaba en manos de tres o cuatro jugadores, pero como hemos dicho la pandemia lo ha cambiado todo, y esto no fue la excepción. Es muy probable que a futuro las dosis contra el COVID-19 se implementarán en los planes de vacunación al igual que ocurre actualmente como en el caso de la vacuna contra la gripe. Por este y por muchos otros motivos más, ningún jugador se quiere quedar fuera de este certero y millonario negocio. Así las cosas los empresarios de este multimillonario negocio saben que están en el centro de la escena mundial luego de venir de años de desprestigio hacia su industria ya que a las mismas muchas veces se las han visto con malos ojos por sus grandes lobby, sus dudosos contratos con los Estados, sus infinidades denuncias de corrupción, etc. Hoy tienen la gran oportunidad de revertir todo esto teniendo la posibilidad de lograr el poder de quedar como los grandes salvadores de la humanidad.

Los ciberdelincuentes tampoco se quieren perder esta oportunidad y saben dónde atacar, las cifras estrafalarias que manejan estas empresas en la actualidad hicieron que los ojos estén puestos en todas sus vulnerabilidades tecnológicas.

Según Jorge Ballesteros, Gerente regional de Ventas Norte América Latina, informó que durante los últimos 14 meses, se analizaron 293 brechas de datos en el sector de la salud donde el número de registros expuestos alcanzó un total de cerca de 106 millones y en donde el 54.95% de las brechas fueron causadas por ataques de ransomware.

Debido a la gran cantidad de tecnología que aplica la industria de la salud para garantizar el máximo nivel de objetivos, sus vulnerabilidades también lo son igual de grandes. Es por esto que la sofisticación de los hackers se perfecciona día a día y muchas veces con una capacidad superior a la tecnología que posee la industria de la salud. Según datos del Threat Lab de Watchguard,  el 38% del malware pasa inadvertido, debido a la evolución que han tenido los ciberataques.

Para contrarrestar esto en un mundo tan globalizado, las empresas de la industria farmacéutica no sólo deberán invertir enormes sumas de sus ganancias en proteger su seguridad informática a través de sofisticados software de última generación, sino también deberán invertir en la educación digital de todos los trabajadores que compongan dicha industria, ya que un elevado porcentaje de ciberataques ocurre a través de la ingeniería social, que no es más ni menos que una práctica habitual que usan los ciberdelincuentes para obtener información confidencial a través de la manipulación de usuarios legítimos, como pueden ser los propios empleados de las empresas.

Desde que el mundo es mundo la información es poder y para los ciberdelincuentes es también sinónimo de delitos en que muchas veces obtienen enormes sumas de dinero y en otras, enormes condenas que los dejan fuera de acción.

*Abogado y Licenciado en Seguridad. Analista de Inteligencia en Política Criminal. Diplomado en Análisis Estratégico Internacional. Docente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *