América Latina, Asia, África y Países Árabes

América Latina y África. Ambos continentes constituyen los puntos geográficos a los que más tarde llegó el coronavirus. Como hemos dicho ya en este segmento como en el anterior, se originó en China y de ahí se extendió por Asia y más tarde a Europa y Estados Unidos con mayor letalidad en sus respectivos inviernos. A pesar de las condiciones, siempre de privilegio desde el punto de vista de económico social, son las zonas más afectadas por el brote en este momento.

A nuestro entender, por la manera equívoca de abordar la epidemia desde lo político, hicieron prevalecer lo económico por sobre la salud de sus poblaciones.  

La distancia de América Latina, respecto de Asia y Europa, permitió ganar tiempo[1]. Es así que el criterio de selección para el análisis de este segmento, es en virtud del título; La efectividad de las medidas acorde se propagaba la enfermedad y cuál fue su resultado.

En África trataremos de arribar a un diagnóstico con la poca información existente en general, del continente.

También veremos en Asia cómo se desempeñaron, en cuanto a la gestión de la lucha contra la pandemia, los tigres asiáticos Corea del Sur, Hong Kong, Singapur y Taiwán más Japón y Corea del Norte en análisis rápido, con la intención de demostrar que lo que se pone en juego, es la estabilidad mundial desde el punto de vista económico político. Dilucidar si existe realmente la puja enunciada entre Capitalismo y Estado Bienestar.

Como de los casos anteriores también nos ocuparemos de tratar de alumbrar qué pasa en el mundo árabe; los dueños del petróleo con economías muy ricas, sociedades muy empobrecidas y militarmente inestables, en casi la generalidad de los casos, y en este caso es más importante saber en qué basan su eficacia, si realmente en medidas sanitarias o simplemente en no comunicar y ocultar qué pasa en sus territorios.

Con toda esta información reunida y analizada estaremos en condiciones, como en el segmento anterior, de arribar a una conclusión que sirva para traer claridad sobre gobernar en el siglo XXI, de la mano de nuevos paradigmas sobre la relación entre Estado Mercado, Capitalismo, Progresismo y Estado de Bienestar; medidas económicas ortodoxas y heterodoxas[2] para la gobernanza[3] global.


[1]Daniel García Marco  https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-51916767  BBC  Mundo

[2]Concepto  La ortodoxia económica se fundamenta en la definición de racionalidad. Este es el mecanismo que específicamente la diferencia de la economía heterodoxa, cuyas bases son historia-instituciones-estructura social, esto indica que, se preocupa mucho por la imprevisibilidad del comportamiento de una persona y cómo se ve perjudicado en el aspecto social y político. Por esta razón, se dice que la economía ortodoxa está centrada hacia la exactitud, de la misma manera que la previsibilidad de los resultados.

[3] Según la Real Academia Española https://dle.rae.es/gobernanza   Arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *