Las armas de fuego no matan.

Existe un tabú con respecto a las armas de fuego, muchas veces se entiende que el tenedor o portador de este tipo de armas lo va a destinar para matar a otro ser vivo. El solo hecho de escuchar la palabra “Arma” a muchas personas le causa un sentimiento de desprecio o repulsión, quizás se debe al relacionarlas a la mala prensa en los medios de comunicación. Esto es porque hay cada vez más robos, más asesinatos y otros delitos donde se utilizan este tipo de objetos, ahora, no está de más destacar que el arma de fuego es un elemento sin vida y sin conciencia, es decir que no podemos definirla como buena ni mala, esto es porque, para producir daño necesita de la acción de una persona dispuesta a utilizarla para tal fin.

Por naturaleza siempre vamos a buscar defender el bien más preciado que tenemos, nuestra vida y las de nuestros seres queridos y se entiende que son esos momentos limites donde la persona instruida decide utilizarla.

Sin embargo, es importante aclarar que las armas no solo se usan para el ataque y la defensa, como bien lo define el jurista Buompadre, sino que existen varias disciplinas de tiro para practicar, llevando el rumbo de las armas de fuego hacia una finalidad deportiva; a la persona que realiza este deporte le sirve como método de distracción, tener un pasatiempo que no está mal, siempre y cuando se realice bajo las medidas de seguridad necesarias y de manera responsable, con una capacitación previa por personas idóneas en la materia.

Ahora bien, vale destacar que los conocimientos que se adquiere se pueden utilizar, tanto en materia de seguridad con el arma y para la persona o relativas a la legislación con respecto a los deberes , obligaciones y/o consecuencias que puede acarrear la portación, la tenencia o el uso de un arma de fuego tanto para defensa como para deporte.

Siempre hablando desde la perspectiva jurídica, por supuesto, cualquier persona civil puede adquirir un arma ya sea para defensa, para un uso deportivo o simplemente coleccionarlas, siempre y cuando reúna una serie de condiciones y cumpla los requisitos solicitados por la AGENCIA NACIONAL DE MATERIALES CONTROLADOS (AnMAC) y que esta considere que no va a ser una amenaza ni un problema para la sociedad, si todos estos controles funcionan bien, no debería existir ningún obstáculo.

Pero existe una realidad imposible de ocultar, el mercado negro de armas no se encontraría dejando de crecer en la Argentina, como ya dijimos, la ley prevé que cualquier ciudadano que quiera tener un arma lo puede hacer solo si cumple con ciertos requisitos y se inscribe en la AnMAC que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la nación Argentina, es decir que debe registrarse como legitimo usuario y obtener la tenencia del arma que adquirió como así también una tarjeta de consumo para declarar las municiones que compre, todo esto previo estudios psicofísicos y de idoneidad donde profesionales autorizan a la persona el uso de armas de fuego. Ahora bien, las estadísticas de este organismo decían que hasta el año pasado solo contaban dos millones de armas registradas, pero esta no sería la cifra final, sino que si le sumamos las que circulan en el mercado negro la cifra llegaría a el doble posiblemente.

Aunque es prácticamente imposible saber cuantas armas hay en poder de organizaciones criminales y delincuentes, en la Policía bonaerense sostienen que solo en la provincia de Buenos Aires la cifra llegaría a un millón de armas, y se trataría de Armas que en algún momento estuvieron registradas correctamente, pero fueron robadas a los legítimos usuarios.

El negocio detrás de las armas de fuego robadas es diverso y amplio, inclusive existen bandas que se dedican solamente al robo de armas y su negocio está en alquilarlas a otros criminales para que realicen ilícitos a cambio de un porcentaje de los botines.

Todas las armas decomisadas por el poder judicial son entregadas a la AnMAC para su guarda y posterior destrucción para de esa manera poder sacarlas del mercado, de hecho, desde el año 2020 a la fecha se alcanzó por el estado nacional la destrucción de 40.000 armas recuperadas de las manos de delincuentes.

Si tocamos un tema sensible, como resultan ser los llamados femicidios y nos basamos en un estudio realizado por la UFEM (Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las mujeres), El 33% de los femicidios fueron cometidos mediante el apuñalamiento con armas blancas, el 21% a través de estrangulamiento o ahorcamiento, el 18% corresponden a muertes por golpes, el 15% corresponde a disparos con armas de fuego, el 6% por quemaduras junto a otras modalidades menos recurrentes.

Analizando un poco todo esto, las armas son peligrosas en manos de delincuentes o de personas que no están en condiciones de tenerlas.

Es una realidad que cada vez hay más personas que buscan las armas de fuego para seguridad, por lo que buscan capacitarse, entendiendo que no solo es tomar un arma  y disparar, sino que hay q prepararse y entrenar en medidas de seguridad establecidas por la AnMAC en el uso y tenencia de armas de fuego para evitar incidentes y desarrollar la actividad de manera segura y sin riesgos. 

Como instructor de tiro, mi tarea no solo se centra en enseñar a utilizar un arma de fuego sino que también es mi obligación traer a la realidad al que quiere tener y usar  un arma, tratando un punto que muchas veces se pasa por alto, que es el costo psicológico al tener que defenderse con un arma de fuego, al tener que tomar la decisión de lastimar a otra persona, hay que separar lo que vemos en las películas de la realidad y lograr hacer entender que todas las acciones que decidamos tomar van a tener consecuencias jurídicas importantes.

Volvemos a lo mismo, siempre que hablamos de utilizar un arma de fuego hablamos de preparar a la persona que va a usarla, ya que el arma no sabe lo que tiene que hacer o de qué manera actuar, pero si lo tiene q saber el que la va a usar.

Conclusión:

Es verdad que con un arma de fuego se puede producir mucho daño, pero también lo podemos hacer con un elemento con filo o con punta o simplemente contundente. En todos los casos ninguno de estos elementos lo realizan solos sino que tiene que existir la acción de un ser racional, ósea de una persona.

Las armas de fuego en particular tienen cantidades de utilidades y la mayoría de estas logran relacionar a las personas, fomentar la camaradería y la amistad enseñando a compartir y competir sanamente, en fin, se puede decir que las armas no matan.

Fuentes:

https://www.clarin.com/sociedad/mercado-negro-armas-argentina_0_H1iZRjte0Fl.html

http://www.saij.gob.ar/paulo-ignacio-suarez-concepto-tipico-juridico-penal-arma-dacf210177-2021-10-13/123456789-0abc-defg7710-12fcanirtcod?&o=8&f=Total%7CFecha%7CEstado%20de%20Vigencia%5B5%2C1%5D%7CTema/Derecho%20penal/pena%7COrganismo%5B5%2C1%5D%7CAutor%7CJurisdicci%F3n%7CTribunal%5B5%2C1%5D%7CPublicaci%F3n%5B5%2C1%5D%7CColecci%F3n%20tem%E1tica%5B5%2C1%5D%7CTipo%20de%20Documento/Doctrina&t=199

Aviso Legal: El contenido del presente articulo no fue redactado por #ElAnalista, siendo el mismo de exclusiva autoría y propiedad intelectual de su creador. El artículo podría no reflejar las opiniones de #ElAnalista como organismo.

15 comentarios en «Las armas de fuego no matan.»

    • el 31 de diciembre de 2022 a las 19:13
      Enlace permanente

      un articulo exelente, claro, conciso, explicativo y basado en un conocimiento que solamente un profesional como vos podes trasladar. Siempre el mejor! ; Felicitaciones Beto

      Respuesta
  • el 29 de diciembre de 2022 a las 19:55
    Enlace permanente

    La verdad muy clara la explicación y el concepto un lujo como siempre Beto

    Respuesta
    • el 31 de diciembre de 2022 a las 21:03
      Enlace permanente

      Las armas de fuego no matan. las personas matan personas.
      Apesar de la consecuencias juridicas los ciudadanos van a seguir armandose para protegerse .camaras de seguridad y un can cuidando la propiedad no es suficiente.Esta claro que debe tener cierta capacitacion para empuñar un arma de fuego para no cometer accidentes . Ya que las normas y requisitos de Anmat solo restringen el uso de las mismas atraves de la parte economica de los usuarios aumentando los costos de los permisos de pprtacion y demas.
      Lo mas viable seria como exigencia concurrir al poligono para revalidar los permisos.

      Respuesta
  • el 29 de diciembre de 2022 a las 21:46
    Enlace permanente

    Excelente nota!!!
    Muy útil para personas que quieran poseer un arma de fuego .
    Y puedan capacitarse tanto en el manejo del arma, como también en la responsabilidad jurídica.
    Excelente vita!!!!

    Respuesta
    • el 30 de diciembre de 2022 a las 10:55
      Enlace permanente

      Grande amigo! Siempre aportando con tus conocimientos! Abrazo!

      Respuesta
  • el 30 de diciembre de 2022 a las 11:05
    Enlace permanente

    Excelente Beto, espero que siempre sigas difundiendo la actividad de la manera consiente, con esfuerzo y con las ganas, que lo haces; siempre para adelante.

    Respuesta
  • el 30 de diciembre de 2022 a las 11:42
    Enlace permanente

    Muy buen artículo, interesante como se encuentra abarcado los diferentes puntos de vista sobre el uso de armas, también como afecta el desconocimiento sobre el mismo. Felicitaciones y por más notas del autor

    Respuesta
  • el 30 de diciembre de 2022 a las 16:22
    Enlace permanente

    Impecable como de costumbre colo. Un excelente instructor y mejor persona .

    Respuesta
  • el 31 de diciembre de 2022 a las 19:13
    Enlace permanente

    un articulo exelente, claro, conciso, explicativo y basado en un conocimiento que solamente un profesional como vos podes trasladar. Siempre el mejor! ; Felicitaciones Beto

    Respuesta
  • el 3 de enero de 2023 a las 21:55
    Enlace permanente

    Gracias por compartir tanta sabiduria con nosotros Beto, sos un grande fuera y dentro del aula!

    Respuesta
  • el 5 de enero de 2023 a las 10:31
    Enlace permanente

    IMPECABLE relato comparte plenamente. Felicitaciones beto por esta nota muy productiva.

    Respuesta
  • el 8 de enero de 2023 a las 13:49
    Enlace permanente

    Excelente columna, explicando un tema super extenso pero de una manera tan coloquial que no hizo falta ahondar en la parte legal mas que lo necesario, impecable y mas sabiendo de quien lo escribe!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.